Enero-Febrero 2016

Antonio López, Lavabo y espejo, 1967.

Exposición Realistas en Madrid. Museo Thyssen.

Del 9 Febrero al 22 de Mayo 2016

Lavabo y espejo 1967.Antonio López.El espacio central de la vida del hombre es la casa, así queda enraizado en la intimidad, la soledad, el encuentro consigo mismo.Precisión de artificio resuelta para un campo visual con dos puntos de vista de 45 grados.
Lavabo y espejo 1967.Antonio López.El espacio central de la vida del hombre es la casa, así queda enraizado en la intimidad, la soledad, el encuentro consigo mismo.Precisión de artificio resuelta para un campo visual con dos puntos de vista de 45 grados.

El Realismo no es la evidencia del mundo, sino un recurso simbólico...

REALISMO es la capacidad asombrosa de reproducir la realidad del mundo que nos rodea, es la sabiduría maestra para describir el mundo visible, tal y como lo hace Antonio López."Lavabo y espejo"1967, uno de sus cuadros más icónicos del Museum of Fine Arts de Boston, es "casi un altar solemne por la frontalidad y seriedad con que se contempla"-dice el autor. Su perspectiva rota en dos partes con una franja divisoria, crea un quiebro interesante. El espectador queda reducido a una doble perspectiva que ordena su campo visual. Por un lado el espejo, los utensilios que delimitan y enraizan al hombre en el espacio. Pero por otro lado, le hace girar 45 grados su campo visual hacia el lavabo, ambos indisolublemente ligados.

El bodegón para A.López...refugio de contemplación ascético, naturaleza íntima, rincón doméstico...

Detalle de Lavabo y espejo.Para el comisario de la exposición,Guillermo Solana podría ser esta obra un"autorretrato invisible"y el frasco de colonia,cepillos,esmalte jabón,descifrados como utensilios de pintura,el resultado sería un auorretrato del oficio
Detalle de Lavabo y espejo.Para el comisario de la exposición,Guillermo Solana podría ser esta obra un"autorretrato invisible"y el frasco de colonia,cepillos,esmalte jabón,descifrados como utensilios de pintura,el resultado sería un auorretrato del oficio

Retrato invisible o retrato del oficio?...

Los frascos de cristal, el cepillo, las tijeras o la brocha...son metáforas cotidianas de un orden doméstico. El empaste grueso y seco que aparece en muchos cuadros de esta primera época creaba extraños relieves envejecidos...Una pintura que trabajaba con erosiones, acúmulos y manchas, todo un procedimiento para dar a su obra un carácter de envejecimiento, un deterioro causado por la decrepitud.

Detalle de brocha y cuchillas de Lavabo y espejo,1967.A López.Museum of Fine Arts Boston."Casi un altar solemne"por la frontalidad y seriedad con que se contempla,había algo allí que me parecía mágico,como los bodegones de Zurbarán con trasfondo religioso
Detalle de brocha y cuchillas de Lavabo y espejo,1967.A López.Museum of Fine Arts Boston."Casi un altar solemne"por la frontalidad y seriedad con que se contempla,había algo allí que me parecía mágico,como los bodegones de Zurbarán con trasfondo religioso

La descripción del mundo visible, son reclamo y signo de identidad para el autor...

La búsqueda del yo y de la identidad, es un proceso en la obra de arte  de "crecimiento", es el secreto  de la inagotable vitalidad de Antonio López, desde su última exposición en el Museo Thyssen en el 2011.

"Lo que nos hace pintar es la emoción" A. López

 

ANTONIO LÓPEZ, nació en Tomelloso en 1936. Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1985, Premio Velázquez de las Artes Plásticas en 2006 y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Navarra.

El MUSEO THYSSEN inaugura una exposición de REALISTAS EN MADRID, hasta el 22 de Mayo, con más de 90 obras, esculturas, relieves, dibujos, pinturas de diferentes maestros, procedentes de colecciones internacionales, con nexos en común, tanto en la elección de los temas como la forma de abordarlos.

Desde el 2006 imparte el la Universidad de Navarra un taller de pintura de pintura figurativa. Hoy es uno de los pintores mejor cotizados del mundo.

 

López inició su vocación de la mano de su tio.También pintor Antonio López Torres, con 14 años ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Madrid.En 1955 inició un viaje a Italia para empaparse del arte renacentista, a la vuelta decidió que su camino pictórico recorrería el realismo.

 

Antonio López: el hechizo de la realidad...o la sencillez franciscana para fragmentar espacios.

Las mordeduras en baldosas o en el espejo, encarnan los estragos de la edad, el tiempo, devorador de las cosas y agente de erosión. Otras escenas como El aparador, La alacena, son el símbolo de un orden que va mas allá de la geometría, son testigos mudos de los encuentros de familia. El reflejo del vidrio en el cristal, tiene tanta fuerza que anula todo el espacio alrededor o cualquier tentación subjetiva del espectador..porque no lo hay..toda una relación de misterio.

En este caso del cuarto de baño, influido por el cine, tiene un carácter secuencial que exige un movimiento panorámico, una constante y dinámica fragmentación del espacio.Una línea separa las dos perspectivas.

Lavabo y espejo. Antonio López 1967. öleo sobre tabla. 96x83cm. Museum of Fine Arts, Boston. La parte superior de la obra en el espejo, se enfrenta al espectador, este vacio evidente y manipulado, es un recurso simbólico.Presencias y ausencias misteriosas
Lavabo y espejo. Antonio López 1967. öleo sobre tabla. 96x83cm. Museum of Fine Arts, Boston. La parte superior de la obra en el espejo, se enfrenta al espectador, este vacio evidente y manipulado, es un recurso simbólico.Presencias y ausencias misteriosas

La sombría presencia del tiempo...el laberinto de espacios y puntos de vista

Detalle del grifo.
Detalle del grifo.

Otro aspecto de su concepción visual que afecta directamente al empleo que hace de la representación realista, es el uso simultáneo de dos puntos de vista, de manera que el espectador se sitúa frente a la realidad,   con una mirada perpendicular al lienzo en la mitad superior de este. Y cambia con un ángulo de 45 grados en la inferior. Como si el espectador se colocara ante el motivo real y oscilara su mirada hacia arriba y abajo esos grados...todo un artificio de maestro.

Detalle de Lavabo y espejo. A.López 1967. Museum of Fine Arts,Boston. Utensilios simbólicos para un espacio doméstico, reclamo y signo de identidad para el autor.Objetos que adquieren un carácter sagrado...el pintor nos obliga a proyectarnos allí.
Detalle de Lavabo y espejo. A.López 1967. Museum of Fine Arts,Boston. Utensilios simbólicos para un espacio doméstico, reclamo y signo de identidad para el autor.Objetos que adquieren un carácter sagrado...el pintor nos obliga a proyectarnos allí.

La memoria o las estancias comunes donde la familia hace la vida...adquieren en A. López un carácter emblemático.

Detalle de Lavabo y espejo 1967. A López.Museum of Fine Arts, Boston. Pequeños bodegones, es la naturaleza íntima del asunto, un simple lavabo, rincón doméstico, refugio de contemplación ascético, como ocurre en los bodegones españoles.
Detalle de Lavabo y espejo 1967. A López.Museum of Fine Arts, Boston. Pequeños bodegones, es la naturaleza íntima del asunto, un simple lavabo, rincón doméstico, refugio de contemplación ascético, como ocurre en los bodegones españoles.

"A medida que la vida mengua, el arte crece"

La obra de arte es un acumulador del tiempo, que nos ofrece un instante condensado, los días, meses y años que el artista fue depositando en ella.

Detalle de Lavabo y espejo. A.López 1967. Museum of Fine Arts, Boston. Las relaciones secretas entre todos los elementos de la vida son el único y verdadero tema. Su obra, ventanas y contraluces, proporcionan una magia especial, una narración pictórica...
Detalle de Lavabo y espejo. A.López 1967. Museum of Fine Arts, Boston. Las relaciones secretas entre todos los elementos de la vida son el único y verdadero tema. Su obra, ventanas y contraluces, proporcionan una magia especial, una narración pictórica...

"El orden no es simplemente geométrico, el orden se acuerda allí donde la historia de la familia"

El que se impone es un orden que afecta tanto a la geometría, como a la memoria. En ese contexto para él, la mano femenina, materna, siempre atenta a la buena  disposición, del pequeño cosmos...La limpieza y la simetría de esta repisa de cuarto de baño, con objetos cotidianos, peine, cepillo, brochas...tijeras...utensilios de un espacio doméstico, una noción clasicista de la perfección. "Trabajo a partir de un tema, añadiendo cosas.Trato de profundizar en él, para que el motivo tenga grandeza"

 

Presentado el Mensaje del Papa para la Cuaresma de 2016

 

«Misericordia quiero y no sacrificio» (Mt 9, 13). Las obras de misericordia en el camino jubilar

 

 

 

(RV).- El Papa Francisco ha titulado su Mensaje para la Cuaresma del Jubileo de la Misericordia con las palabras de Jesús: «Misericordia quiero y no sacrificio» (Mt 9, 13),  destacando las obras de misericordia en el camino jubilar.

 

«María, icono de una Iglesia que evangeliza porque es evangelizada»; «La alianza de Dios con los hombres: una historia de misericordia; y «Las obras de misericordia», son  los tres puntos del mensaje pontificio.

 

En el primero, evocando el Magníficat de María, el Santo Padre empieza reiterando su invitación - como hizo en la Bula de convocación del Jubileo extraordinario – a que «la Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios» (Misericordiae vultus, 17).

 

Y señala que,  con la invitación a escuchar la Palabra de Dios y a participar en la iniciativa «24 horas para el Señor»,  quiso hacer hincapié en la primacía de la «escucha orante de la Palabra, especialmente de la palabra profética. La misericordia de Dios, en efecto, es un anuncio al mundo: pero cada cristiano está llamado a experimentar en primera persona ese anuncio».

 

«Por eso, en el tiempo de la Cuaresma enviaré a los Misioneros de la Misericordia, a fin de que sean para todos un signo concreto de la cercanía y del perdón de Dios», escribe el Papa Francisco.

 

En el segundo punto, recuerda que «el misterio de la misericordia divina» que se revela a lo largo de la historia de la alianza entre Dios – siempre rico en misericordia y ternura- y su pueblo. «Drama de amor» que «alcanza su culmen en Jesús el Hijo hecho hombre. En él Dios derrama su ilimitada misericordia hasta tal punto que hace de él la «Misericordia encarnada» (Misericordiae vultus, 8).  

 

En el tercer punto, el Santo Padre subraya una vez más la importancia de la obras de misericordia corporales y espirituales, con su especial anhelo de que el pueblo cristiano reflexione sobre ellas durante el Jubileo: «será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina» (ibíd., 15).

 

«En el pobre, en efecto, la carne de Cristo «se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga... para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado» (ibíd.), escribe el Papa Francisco y añade: «misterio inaudito y escandaloso la continuación en la historia del sufrimiento del Cordero Inocente, zarza ardiente de amor gratuito ante el cual, como Moisés, sólo podemos quitarnos las sandalias (cf. Ex 3,5); más aún cuando el pobre es el hermano o la hermana en Cristo que sufren a causa de su fe».

 

Tras poner en guardia contra la «esclavitud del pecado», que «empuja a utilizar la riqueza y el poder no para servir a Dios y a los demás», «hasta el punto que ni siquiera ve al pobre Lázaro, que mendiga a la puerta de su casa (cf. Lc 16,20-21), y que es figura de Cristo que en los pobres mendiga nuestra conversión», el Santo Padre señala que: «Lázaro es la posibilidad de conversión que Dios nos ofrece y que quizá no vemos».

 

Y este ofuscamiento va acompañado de un soberbio delirio de omnipotencia, en el cual resuena siniestramente el demoníaco «seréis como Dios» (Gn 3,5) que es la raíz de todo pecado. Ese delirio también puede asumir formas sociales y políticas, como han mostrado los totalitarismos del siglo XX, y como muestran hoy las ideologías del pensamiento único y de la tecnociencia, que pretenden hacer que Dios sea irrelevante y que el hombre se reduzca a una masa para utilizar. Y actualmente también pueden mostrarlo las estructuras de pecado vinculadas a un modelo falso de desarrollo, basado en la idolatría del dinero, como consecuencia del cual las personas y las sociedades más ricas se vuelven indiferentes al destino de los pobres, a quienes cierran sus puertas, negándose incluso a mirarlos».

 

El mensaje del Papa Bergoglio, firmado en el Vaticano el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís, de 2015, termina con esta exhortación: «No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión. Lo pedimos por la intercesión materna de la Virgen María, que fue la primera que, frente a la grandeza de la misericordia divina que recibió gratuitamente, confesó su propia pequeñez (cf. Lc 1,48), reconociéndose como la humilde esclava del Señor (cf. Lc 1,38).

 

(CdM – RV)

 

Texto completo en español del Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2016:

 

“Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9,13). Las obras de misericordia en el camino jubilar

 

1. María, icono de una Iglesia que evangeliza porque es evangelizada

 

En la Bula de convocación del Jubileo invité a que «la Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios» (Misericordiae vultus, 17). Con la invitación a escuchar la Palabra de Dios y a participar en la iniciativa «24 horas para el Señor» quise hacer hincapié en la primacía de la escucha orante de la Palabra, especialmente de la palabra profética. La misericordia de Dios, en efecto, es un anuncio al mundo: pero cada cristiano está llamado a experimentar en primera persona ese anuncio. Por eso, en el tiempo de la Cuaresma enviaré a los Misioneros de la Misericordia, a fin de que sean para todos un signo concreto de la cercanía y del perdón de Dios.

 

María, después de haber acogido la Buena Noticia que le dirige el arcángel Gabriel, María canta proféticamente en el Magnificat la misericordia con la que Dios la ha elegido. La Virgen de Nazaret, prometida con José, se convierte así en el icono perfecto de la Iglesia que evangeliza, porque fue y sigue siendo evangelizada por obra del Espíritu Santo, que hizo fecundo su vientre virginal. En la tradición profética, en su etimología, la misericordia está estrechamente vinculada, precisamente con las entrañas maternas (rahamim) y con una bondad generosa, fiel y compasiva (hesed) que se tiene en el seno de las relaciones conyugales y parentales.

 

2. La alianza de Dios con los hombres: una historia de misericordia

 

El misterio de la misericordia divina se revela a lo largo de la historia de la alianza entre Dios y su pueblo Israel. Dios, en efecto, se muestra siempre rico en misericordia, dispuesto a derramar en su pueblo, en cada circunstancia, una ternura y una compasión visceral, especialmente en los momentos más dramáticos, cuando la infidelidad rompe el vínculo del Pacto y es preciso ratificar la alianza de modo más estable en la justicia y la verdad. Aquí estamos frente a un auténtico drama de amor, en el cual Dios desempeña el papel de padre y de marido traicionado, mientras que Israel el de hijo/hija y el de esposa infiel. Son justamente las imágenes familiares —como en el caso de Oseas (cf. Os 1-2)— las que expresan hasta qué punto Dios desea unirse a su pueblo.

 

Este drama de amor alcanza su culmen en el Hijo hecho hombre. En él Dios derrama su ilimitada misericordia hasta tal punto que hace de él la «Misericordia encarnada» (Misericordiae vultus, 8). En efecto, como hombre, Jesús de Nazaret es hijo de Israel a todos los efectos. Y lo es hasta tal punto que encarna la escucha perfecta de Dios que el Shemà requiere a todo judío, y que todavía hoy es el corazón de la alianza de Dios con Israel: «Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas» (Dt6,4-5). El Hijo de Dios es el Esposo que hace cualquier cosa por ganarse el amor de su Esposa, con quien está unido con un amor incondicional, que se hace visible en las nupcias eternas con ella.

 

Es éste el corazón del kerygma apostólico, en el cual la misericordia divina ocupa un lugar central y fundamental. Es «la belleza del amor salvífico de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado» (Exh. ap. Evangelii gaudium, 36), el primer anuncio que «siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y siempre hay que volver a anunciar de una forma o de otra a lo largo de la catequesis» (ibíd., 164). La Misericordia entonces «expresa el comportamiento de Dios hacia el pecador, ofreciéndole una ulterior posibilidad para examinarse, convertirse y creer» (Misericordiae vultus, 21), restableciendo de ese modo la relación con él. Y, en Jesús crucificado, Dios quiere alcanzar al pecador incluso en su lejanía más extrema, justamente allí donde se perdió y se alejó de Él. Y esto lo hace con la esperanza de poder así, finalmente, enternecer el corazón endurecido de su Esposa.

 

3. Las obras de misericordia

 

La misericordia de Dios transforma el corazón del hombre haciéndole experimentar un amor fiel, y lo hace a su vez capaz de misericordia. Es siempre un milagro el que la misericordia divina se irradie en la vida de cada uno de nosotros, impulsándonos a amar al prójimo y animándonos a vivir lo que la tradición de la Iglesia llama las obras de misericordia corporales y espirituales. Ellas nos recuerdan que nuestra fe se traduce en gestos concretos y cotidianos, destinados a ayudar a nuestro prójimo en el cuerpo y en el espíritu, y sobre los que seremos juzgados: nutrirlo, visitarlo, consolarlo y educarlo. Por eso, expresé mi deseo de que «el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina» (ibíd., 15). En el pobre, en efecto, la carne de Cristo «se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga... para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado» (ibíd.). Misterio inaudito y escandaloso la continuación en la historia del sufrimiento del Cordero Inocente, zarza ardiente de amor gratuito ante el cual, como Moisés, sólo podemos quitarnos las sandalias (cf. Ex 3,5); más aún cuando el pobre es el hermano o la hermana en Cristo que sufren a causa de su fe.

 

Ante este amor fuerte como la muerte (cf. Ct 8,6), el pobre más miserable es quien no acepta reconocerse como tal. Cree que es rico, pero en realidad es el más pobre de los pobres. Esto es así porque es esclavo del pecado, que lo empuja a utilizar la riqueza y el poder no para servir a Dios y a los demás, sino parar sofocar dentro de sí la íntima convicción de que tampoco él es más que un pobre mendigo. Y cuanto mayor es el poder y la riqueza a su disposición, tanto mayor puede llegar a ser este engañoso ofuscamiento. Llega hasta tal punto que ni siquiera ve al pobre Lázaro, que mendiga a la puerta de su casa (cf. Lc 16,20-21), y que es figura de Cristo que en los pobres mendiga nuestra conversión. Lázaro es la posibilidad de conversión que Dios nos ofrece y que quizá no vemos. Y este ofuscamiento va acompañado de un soberbio delirio de omnipotencia, en el cual resuena siniestramente el demoníaco «seréis como Dios» (Gn 3,5) que es la raíz de todo pecado. Ese delirio también puede asumir formas sociales y políticas, como han mostrado los totalitarismos del siglo XX, y como muestran hoy las ideologías del pensamiento único y de la tecnociencia, que pretenden hacer que Dios sea irrelevante y que el hombre se reduzca a una masa para utilizar. Y actualmente también pueden mostrarlo las estructuras de pecado vinculadas a un modelo falso de desarrollo, basado en la idolatría del dinero, como consecuencia del cual las personas y las sociedades más ricas se vuelven indiferentes al destino de los pobres, a quienes cierran sus puertas, negándose incluso a mirarlos.

 

La Cuaresma de este Año Jubilar, pues, es para todos un tiempo favorable para salir por fin de nuestra alienación existencial gracias a la escucha de la Palabra y a las obras de misericordia. Mediante las corporales tocamos la carne de Cristo en los hermanos y hermanas que necesitan ser nutridos, vestidos, alojados, visitados, mientras que las espirituales tocan más directamente nuestra condición de pecadores: aconsejar, enseñar, perdonar, amonestar, rezar. Por tanto, nunca hay que separar las obras corporales de las espirituales. Precisamente tocando en el mísero la carne de Jesús crucificado el pecador podrá recibir como don la conciencia de que él mismo es un pobre mendigo. A través de este camino también los «soberbios», los «poderosos» y los «ricos», de los que habla el Magnificat, tienen la posibilidad de darse cuenta de que son inmerecidamente amados por Cristo crucificado, muerto y resucitado por ellos. Sólo en este amor está la respuesta a la sed de felicidad y de amor infinitos que el hombre —engañándose— cree poder colmar con los ídolos del saber, del poder y del poseer. Sin embargo, siempre queda el peligro de que, a causa de un cerrarse cada vez más herméticamente a Cristo, que en el pobre sigue llamando a la puerta de su corazón, los soberbios, los ricos y los poderosos acaben por condenarse a sí mismos a caer en el eterno abismo de soledad que es el infierno. He aquí, pues, que resuenan de nuevo para ellos, al igual que para todos nosotros, las lacerantes palabras de Abrahán: «Tienen a Moisés y los Profetas; que los escuchen» (Lc 16,29). Esta escucha activa nos preparará del mejor modo posible para celebrar la victoria definitiva sobre el pecado y sobre la muerte del Esposo ya resucitado, que desea purificar a su Esposa prometida, a la espera de su venida.

 

No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión. Lo pedimos por la intercesión materna de la Virgen María, que fue la primera que, frente a la grandeza de la misericordia divina que recibió gratuitamente, confesó su propia pequeñez (cf. Lc 1,48), reconociéndose como la humilde esclava del Señor (cf. Lc 1,38).

 

Vaticano, 4 de octubre de 2015

 

Fiesta de San Francisco de Asís

 

 

 

"Cristo es la imagen (visible) del Dios invisible. (Col; 1-15)

 

"La iconografía cristiana transcribe mediante la imagen el mensaje evangélico que la Sagrada Escritura transcribe mediante la palabra. Imagen y Palabra se esclarecen mutuamente" (Catecismo de la Iglesia Católica. II parte; Celebración del Misterio Cristiano; Sección 1160)

Esta Página utiliza Google Analytics.

Si te ha gustado la página, clickea en "Me gusta"

¡Gracias!

A penas 48 horas tras el Cónclave, un joven universitario-FVO- de 4º ESIC-Madrid nos hace llegar esta reflexión sobre el nuevo tiempo de Dios, sustentado en esta imagen creativa de gran belleza.

...No es pequeño el mundo cuando una gaviota pivota en una chimenea, como metáfora viva del Espíritu Santo, presagiando que el nuevo Papa vendría allende los mares...

España llevó la fe a América,ahora realiza el viaje de vuelta. Él es jesuita de oficio y franciscano de corazón...

La fe se transparenta en el gesto del Papa Francisco, indicando desde el minuto cero, donde quiere fijar su mirada: en el pobre de Asís...declara no tener otra mirada que Cristo.

Sobrecoge su gesto sencillo y humildad evangélica, en medio del colapso político y social...llega este descomunal aire fresco de Argentina, Jorge Mario Bergoglio: verdad, bondad y belleza de Dios.

Sus coordenadas: "Una Iglesia pobre para los pobres."

¡Bienvenido Santo Padre Francisco!

Blogueros con el Papa
¿Sabes lo que piensa el Papa Francisco sobre...?
Sabes lo que piensa el Papa Francisco so
Documento Microsoft Word 76.9 KB
Homilia misa de inicio Pontificado 19 marzo 2013
HOMILÍA COMPLETA MISA INICIO PF.docx
Documento Microsoft Word 17.1 KB
Ejercicios Espirituales Papa Francisco-La Razón
Ejercicios Espirituales Papa Francisco.p
Documento Adobe Acrobat 1.2 MB
Catequesis Papa Francisco sobre la Resurrección de Cristo
CATEQUESIS DE FRANCISCO I SOBRE LA RESUR
Documento Microsoft Word 37.1 KB
Homilia Papa Francisco Pentecostés-Mayo 2013
Homilía del Papa Francisco en la misa de
Documento Microsoft Word 18.8 KB
¿Qué son los pecados sociales?
¿QUÉ SON LOS PECADOS SOCIALES.docx
Documento Microsoft Word 126.2 KB

Rio JMJ 2013

Encíclica Lumen Fidei, Papa Francisco
papa-francesco_20130629_enciclica-lumen-
Documento Adobe Acrobat 512.7 KB

"No traigo ni oro ni plata, pero traigo conmigo a lo más valioso, Jesucristo"

Rio-Copacabana-Julio 2013 JMJ
Rio-Copacabana-Julio 2013 JMJ
Homilia del Papa Francisco en Aparecida-24 Julio 2013
Homilía del Papa Francisco en Aparecida.
Documento Microsoft Word 28.5 KB
Copacabana-Acogida a los jóvenes
RIO DE JANEIRO.docx
Documento Microsoft Word 31.4 KB
Rio de Janeiro...sobre la Eutanasia escondida o cultural
VIAJE APOSTÓLICO A RÍO DE JANEIRO..sobre
Documento Microsoft Word 25.2 KB
"Quiero lío en las diócesis"...
VIAJE APOSTÓLICO A RÍO DE JANEIRO-A los
Documento Microsoft Word 26.1 KB
Hospital de San Francisco de Asís..."mercaderes de la muerte"
HOSPITAL EN SAN FRANCISCO DE ASIS.docx
Documento Microsoft Word 28.3 KB
Copacabana-Viacrucis "...Incoherencia de los cristianos"
Copacabana-Via Crucis.docx
Documento Microsoft Word 29.3 KB
Encuentro con los obispos...la Iglesia misionera
Encuentro con los Obispos...la Iglesia m
Documento Microsoft Word 43.7 KB
Encuentro Comité de CELAM. Muy interesante
RIO DE JANEIRO.Centro de estudios.CELAM.
Documento Microsoft Word 38.1 KB
25 titulares del Papa JMJ 2013 Brasil
Los 25 titulares del papa Francisco en B
Documento Microsoft Word 147.1 KB
ENTREVISTA ÍNTEGRA AL PAPA Civiltá Cattolica-Razón y Fe
ENTREVISTA-AL-PAPA(CIVILTÀ CATTOLICA- RA
Documento Adobe Acrobat 160.4 KB
EVANGELII GAUDIUM
Exhortación apostólica del Santo Padre Francisco a los Obispos,Presbíteros,Diáconos,personas consagradas y fieles laicos sobre el anuncio del Evangelio en el mundo actual.
Evangelii-gaudium A.pdf
Documento Adobe Acrobat 787.3 KB
Mensaje de Cuaresma del Papa Francisco 2014
"Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza" 2 Cor 8,9
MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO.Cuares
Documento Microsoft Word 29.5 KB
Para crecer en santidad y sabiduría...no sólo la Curia
LAS 15 ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES.docx
Documento Microsoft Word 32.9 KB
Carta Encíclica " Laudatio si" Papa Francisco
CARTA ENCÍCLICA Laudatio si o mi signore
Documento Microsoft Word 164.1 KB
Discurso del Papa en el Capitolio
SEPTIEMBRE 2015-Viaje a Cuba yEstados Unidos
Texto completo del histórico discurso de
Documento Microsoft Word 548.0 KB

Discurso ante la ONU

Amoris Laetitia del Papa Francisco sobre el amor en la familia
papa-francesco_esortazione-ap_20160319_a
Documento Adobe Acrobat 2.7 MB